No dejamos de intentar alejarnos de la incertidumbre consustancial a la condición humana; pero no es posible. No podemos escapar de la incertidumbre como tampoco podemos librarnos del cambio ni de la muerte. La causa de nuestro sufrimiento es nuestra reacción ante esa realidad, para la que no hay escapatoria: el apego al yo y a todos los problemas que surgen de él, todas las cosas que nos dificultan estar cómodos en nuestra propia piel y llevarnos bien con los demás.

Pema Chödröm

Vivir bellamente en la incertidumbre y el cambio.

Edit. Gaia

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*