PILATES. ¿SOLO CUERPO PERFECTO?

Desde el 2008 se ha creado en Sevilla un estudio especializado en pilates y yoga.  Hablamos con Fernando Gil, que es el director, para que nos comente más acerca de esta iniciativa.

La primera pregunta es bastante evidente Fernando, ¿Qué es eso del entrenamiento Pilates?

Verás, sumergirse en la práctica de Pilates  implica mucho más de lo que se pudiera entender como hacer ejercicio. Se trata de una filosofía de entrenamiento en la cual el esfuerzo físico, la atención sobre la correcta ejecución del ejercicio y  el control del movimiento durante la acción que se realiza están siempre presentes. La respiración y la concentración  son los  medios capitales para facilitar la fluidez entre estos factores. Es decir, al practicar Pilates fomentamos la escucha interna y aprendemos a conocer más nuestro cuerpo y sus posibilidades, que frecuentemente son más de las que nunca hubiéramos imaginado, lo que para la mayoría de las personas que comienzan este aprendizaje es una grata sorpresa.

Todo eso suena muy complicado

Solo es como suena, a la hora de la verdad todo es muy simple. Estás en la estancia subido sobre uno de los aparatos, diseñadas para facilitarte los movimientos, con alguien, en este caso los profesores de Porvenir14, enseñándote a ejecutarlos correctamente.

Hablas de aparatos.¿Qué diferencia existe entre practicar con ellos o en una colchoneta en un grupo?

Varias y muy notables. Cuando practicas en máquinas estás tu solo o con otra persona, la secuencia de ejercicios que llevas a cabo a lo largo de la sesión está diseñada para ti y tus necesidades específicas, con la atención y guía constante del profesor. Evidentemente el grado de aprovechamiento no tiene nada que ver con el que se obtiene en una clase donde los ejercicios están enfocados a un grupo que habitualmente es numeroso y donde hay que cubrir las expectativas de todos.

Además cuando practicas en colchoneta existe el factor de la gravedad que vencemos, habitualmente, implicando en el ejercicio músculos y esfuerzos inadecuados que pueden favorecer y perpetuar patrones de movimiento equívocos, frecuentemente causantes  de tensión y dolor. Es curioso pensar que esas mismas tensiones y dolores, por un mal uso de nuestro cuerpo, son las que nos han llevado a apuntarnos en clases de Pilates. En los aparatos, diseño del Propio Joseph Pilates, esto no sucede ya que podemos adecuarlas de tal forma que faciliten la ejecución del movimiento correcto con el esfuerzo adecuado y sin generar tensiones. Más bien al contrario, la práctica con máquinas facilita el movimiento y libera a la persona de restricciones.

Dicho todo ello hay que entender que el sistema que el señor Pilates diseño se compone de ejercicios en colchoneta y en aparatos secuenciados y ordenados de formas muy específicas en función de las capacidades de los practicantes.  Él nunca diferenció una cosa de la otra, eso es una invención poco afortunada de la industria del fitness y los gimnasios.

Es importante decir que Pilates prepara a las personas para que se muevan más correctamente, esto significa que en cualquier otro deporte o actividad que realicen serán más eficientes y productivos.

¿Todo el mundo puede practicarlo?

Si, independientemente de su edad, sexo o condición física. Cualquiera puede tener el grado de desafío y aprendizaje que le permita alcanzar sus metas personales y mejorar el uso que hacen de su cuerpo. Indudablemente no será lo mismo el entrenamiento para una bailarina de ballet clásico que para una oficinista o un jubilado, pero todos pueden sin duda obtener mejoras sustanciales  con la práctica.

Por lo que dices deduzco que la cualificación del profesor es importante.

Capital. No basta con saber cuales son los ejercicios o para que sirven. Hay que conocer en profundidad el sistema y haberlo practicado encontadamente. También es de gran importancias conocer la anatomía y como se comporta en el movimiento, y saber leer en el físico y la expresión corporal de la persona dónde están las restricciones y el tipo de patrón de movimiento que emplea. Solo así y con el programa y la cadencia de ejercicios adecuada podemos enseñar y establecer con la práctica los cambios más convenientes para conseguir en la persona mejoría.

Tristemente cuando algo se pone de moda y puede reportar beneficio económico se expone al mal uso por personas que en realidad no están capacitadas y hacen un craso favor al “buen nombre” de la técnica.

¿Es cierto que Pilates adelgaza?

Otro ejemplo de lo que hablábamos anteriormente. Eso solo es marketing televisivo. Es cierto que Pilates favorece una postura más erguida y entallada lo que puede aparentar más delgadez, pero los kilos son los mismos. Lo que te permite realmente estar delgado, salvo disfunciones que requieran atención médica, es comer equilibradamente y hacer ejercicio físico.

¿Con que asiduidad se debe practicar para obtener resultados reales?

Aunque, lo ideal para obtener resultados óptimos en un margen de tiempo aceptable es practicar dos o tres veces por semana, la periodicidad e intensidad del ejercicio siempre va en función del grado de compromiso y deseo de mejora del cliente. Por otro lado, siempre vas a aprender algo y obtener un beneficio por muy pocas veces que lo hagas.

¿Se necesita algún requisito previo?

Si, imprescindible la curiosidad y el deseo de mejorar.

Fernando Gil, director del estudio de pilates y yoga Porvenir 14.

entrevista3 entrevista2 entrevista1

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*