Foto 27-06-14 12 37 55Foto 20-06-14 16 53 20

TADASANA

Postura de la montaña.

Como se puede intuir, esta postura facilita la integración de las partes en un todo estable. Nos permite alcanzar un sentimiento de unidad entre la tierra, y el cielo. Entre lo material y lo ideal. En el medio el ser y en el medio de este el corazón. como símbolo de autenticidad, de naturalidad sagrada.

Ejecución:

Coloca los pies juntos y mirando hacia adelante. Idealmente los malévolos internos del tobillo, y todo el canto interno de los pies debieran estar en contacto. Incluidos los dedos pulgares. Procuraremos repartir el peso por igual en un pie y en el otro, e intentar  que a su vez este esté bien distribuido en cada planta del pie.

Podemos aumentar la superficie de contacto con el suelo levantando las puntas de los pies y extendiendo desde el puente hacia los dedos la planta del pie. A continuación levantando el talón hacemos lo mismo hacia detrás. Haremos esta operación con un pie y a continuación con el otro.

Las piernas debe estar totalmente estiradas evitando el exceso de extensión en la rodilla y el trabajo en general de las piernas es de elevación y de los músculos abrazando los huesos. Debemos crear espacio entre las piernas y el tronco. El coxis y sacro se orientan hacia abajo y adelante, como sí quisieran encontrarse con el pubis, que a su vez se mantiene y espera su encuentro. Los glúteos bajan hacia los pies y se abren hacia los lados, como planchados, para evitar tensar la zona sacroiliaca y lumbar.

Movemos la zona baja del abdomen hacia adentro y arriba sin llegar a la tensión. Creamos espacio entre la cintura y las costillas en todo el perímetro.

Elevamos la columna, llevamos las escapulas hacia el tórax y las bajamos para poner en relevancia el esternón y abrir la musculatura del cuello; separa los hombros horizontalmente. Para ayudar a ejercer  esta acción, los brazos giran en su parte superior hacia afuera a la vez que los antebrazos giran hacia adentro  para encarar con las manos la parte externa de los muslos. Las manos mantienen una distancia de 30 cms. aproximadamente al respecto del las piernas. Esto hace que las axilas permanezcan abiertas.

La cabeza flota con libertad sobre el cuello y la musculatura facial permanece relajada.

Modificaciones:

  • Pruebe a ejecutarla pegada a la pared, lo que dará información propioceptiva acerca de como estamos alineados.
  • Pruebe a ejecutarla sobre el suelo y con las plantas de los pies en la pared, lo que modificara el influjo gravitatorio sobre el cuerpo.

Beneficios:

  • Ayuda a combatir la deperesión
  • Genera un sentimiento de integridad, armonia y estabilidad
  • Fortalece las articulacion de la rodilla
  • Fortalece los pies y ayuda a corregir los pies planos
  • Ayuda al correcto funcionamiento de la vejiga
  • Fortalece la región abdominal
  • Permite abrir y liberar la articulación de la cadera

Contraindicaciones

  • No practicar en caso de tensión baja y migrañas.
  • Si tenemos problemas en las rodillas, dolores en los pies que nos impiden soportar sobre ellos nuestro peso, problemas con el equilibrio o un estado de debilidad que impida permanecer en pié, si tenemos una pierna mas larga que la otra, o situaciones similares, probamos a adaptar la práctica tal y como se indica en el apartado de modificaciones.

¡Que tengais una buena practica y que sea de beneficio para todos los seres!

 

 

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*