sevilla sensoring  Foto 31-1-15 21 41 13 Foto 31-1-15 21 47 55  Foto 31-1-15 22 09 47     Foto 31-1-15 21 46 40

El trabajo de Sensory Awareness es una práctica profundamente respetuosa para el cuerpo y la mente, y nos invita a tomarnos una pausa para explorar de qué manera cada momento nos abre la puerta a una nueva posibilidad. Espacios conscientes, que nos ofrecen una oportunidad para descubrir los hábitos que impiden a nuestra naturaleza manifestarse con fluidez. Experiencias que nos permiten ser honestos con nosotros mismos, aceptando lo que somos en cada momento, permitiendo los cambios que quieran surgir y posibilitando nueva vida en todo lo que hacemos.

“No tenemos nada que enseñarte. Únicamente ayudarte a descubrir lo que ya está aquí, dentro de ti. Nuestro método es que no hay método. Es una investigación sensitiva, un descubrir sensitivo en el cual el cuerpo se conduce a sí mismo a través de su propia experimentación, con todo lo que se vuelve consciente cuando empezamos a usar nuestro equipo biológico de forma más sensible.”
Charlotte Selver

“Charlotte Selver transmite la verdadera sensación de algunas de las cosas que yo había intentado expresar con meras palabras a propósito de la relación orgánica existente entre el hombre y la naturaleza.”
Alan Watts, filósofo y escritor

“Como en el Zen, el Sensory Awareness pone el acento en la percepción, en la comprensión de que solamente podemos captar las verdades humanas más profundas a través de la plena experiencia de nuestro organismo.”
Norman Fischer, escritor, poeta y maestro Zen

 

SENSORY AWARENESS – CONSCIENCIA SENSORIAL
El trabajo sobre la atención y la percepción de la conciencia
en nuestros propios sentidos

La riqueza de este trabajo se basa en el despertar sensorial y en la toma de consciencia, lo que nos ayuda a reencontrar o mantener un contacto verdadero con nuestro propio potencial.
Cada uno nacemos con un potencial como personas, y en nuestra infancia es evidente que vivimos en contacto con dicho potencial. Los niños tienen una naturalidad especial llena de cualidades como son: espontaneidad, alegría, inocencia, vitalidad, autenticidad, etc. Son atributos propios de los niños que se ven resaltados por esa capacidad de estar totalmente presentes en lo que están haciendo. Esta facilidad les confiere una gracia particular. No tienen que hacer ningún esfuerzo para vivir totalmente presentes en cada instante. Podríamos decir que su atención no tiene fugas.
Poco a poco el niño en su desarrollo tiene que adaptarse al medio en que se desenvuelve; para ello recibe una educación, y también tiene la oportunidad de imitar patrones de conducta que ve en su entorno. De esta manera cumple con una serie de expectativas, aunque para ello pierda en parte ese contacto consigo mismo que poseía de forma espontánea. Son los “condicionamientos” de nuestra cultura, nuestros sistemas de creencias, y el hecho de adaptamos a ciertas situaciones lo que nos hace desconectar de ese potencial humano que todos poseemos, y que sigue formando parte de nuestro equipaje biológico.

Cada experiencia que vivimos está revestida de sensaciones, pensamientos, muchas veces sentimientos y, en todas esas experiencias, nuestro cuerpo siempre participa.
Pero a menudo perdemos el contacto con nuestra naturaleza, dejando de algún modo incompleta la vivencia de dichas situaciones, lo cual resta plenitud a nuestra existencia.

El trabajo de Conciencia Sensorial es esencialmente práctico, y durante esas prácticas, uno de los objetivos fundamentales es crear un estado de atención donde podamos integrar el gesto y la percepción sensorial en el momento presente. Es como si nuestra capacidad de vivir cada experiencia retomara un centro común y nos acercara a un funcionamiento más completo de nuestro organismo.

La experiencia en los grupos de trabajo, es que cuando logramos entrar en contacto con esa percepción consciente, sintiendo y saboreando plenamente el momento en el que estamos viviendo, se nos abren oportunidades de cambio, de ir un poco más allá de nuestros propios condicionamientos personales enseñados o adquiridos.

Experiencias de asistentes a los cursos:”Me doy cuenta de mi necesidad habitual de analizar las situaciones en vez de vivirlas.””Me gustaría estar en el momento sin intentar modificarlo, tal y como es…””Intento dejar a un lado los conceptos, las ideas, y seguir el proceso interno de mi organismo.””Cada vez puedo confiar más en lo que surge y en mi capacidad de responder a ello.””La mente no se siente segura sin hacer planes. Pero siento que eso es un obstáculo para vivir en el presente.””No quiero entregar la responsabilidad de mi vida a lo que otros esperan de mí.”

 

SENSORY AWARENESS Y MINDFULNESS.
Similitudes y diferencias

Las relaciones entre la práctica de Sensory Awareness (Sensing) y la de Mindfulness son múltiples y ricas, y es por ello que el Sensing puede aportar, dentro de la comunidad de Mindfulness, una significativa expansión de los resultados de esa práctica. Una de las diferencias clave se encuentra en la disposición hacia la observación pasiva en el Mindfulness, y la inclinación a experimentar activamente en el caso del Sensing. Ello se hace especialmente claro cuando la actividad física es el objeto de atención.
A menudo, al practicante de Mindfulness se le enseña sencillamente a ralentizar una actividad ordinaria, y a dividirla en partes. Por ejemplo, en el caminar meditativo se pondría énfasis en ralentizar los pasos lo suficiente para que, prestando atención a las sensaciones en el pie, uno pueda notar “levantar, mover (por el aire), posar; levantar, mover, posar.” Después de llevar a cabo una atención sostenida a esa forma de caminar, se instruye al practicante en una práctica más refinada, para centrarse en levantar, levantar el talón, levantar el arco del pie, y los dedos; empezando a moverse por el aire, deslizándose sobre el suelo, descendiendo hacia ese suelo, tocándolo con el talón, la planta y los dedos del pie, y finalmente descansando el pie sobre el suelo – y pasando entonces la atención al otro pie.
El enfoque del Sensing se diferencia de varias maneras. Si bien uno puede pasarse una sesión completa con la atención puesta únicamente en levantar el pie del suelo, para después volver a él poco a poco, con toda seguridad se nos invitará a ser conscientes de los efectos de ese levantar y descender en todo el cuerpo, en toda la persona. O bien se nos puede invitar a caminar, sea lentamente, o a ritmo normal, o con rapidez, siendo conscientes de la manera en que eso afecta a todo el organismo – los cambios en el equilibrio, la conexión con el soporte del suelo, y por supuesto, el carácter siempre cambiante de la respiración.
Este enfoque holístico es una de la claves que diferencian las dos prácticas, de la manera en que se ofrecen habitualmente. En mi propia experiencia, los practicantes de Mindfulness que llegan a mis talleres de Sensory Awareness se conectan muy fácilmente con este tipo de atención consciente, y sus respuestas están a menudo impregnadas con algo entre liberador y exultante, algo que surge al ensanchar su propia gama de experiencias. Al tiempo que aparecen nuevas oportunidades para expandir la percepción – la percepción de las dinámicas del cuerpo, los lugares donde puede haber contención o tensión, etc… Pero también es posible que esta simple actividad física pueda dar origen a una nueva percepción de cuestiones importantes en nuestra vida, como la manera en que aceptamos o no los soportes que tenemos siempre disponibles…
Michael Atkinson

awareness sevilla porvenir14           sensory sevilla porvenir14

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*