Por fin vimos cumplido nuestro deseo de ofrecer en Sevilla la oportunidad de poder experimentar esta técnica, con muchos años de andadura, aunque poco conocida en España.

La práctica totalidad de los participantes no tenían una idea clara de lo que iba a suceder y por tanto, la motivación que les habia llevado a inscribirse era cualquiera menos un conocimiento razonable de la técnica. Estaban allí simplemente porque había algo en la propuesta que les llamaba la atención y les invitaba a participar. ¡Maravilloso para empezar!

Enric comenzó con experiencias sencillas en contextos simples. A mi forma de ver, propuestas amables enfocadas en brindar a los participantes un camino tranquilo y progresivo hacia el contacto nítido e íntimo con sus sensaciones corporales. Movimientos en los brazos, equilibrios en posición de pie, conciencia del peso y del soporte en diferentes posiciones como sentado, en pie, tumbado…… Introdujo también prácticas de deambulación con ojos cerrados y abiertos, en las cuales existía la posibilidad de conectar con el peso de la pierna de apoyo, la posibilidad de renovación de la pierna que salía del suelo y el contraste y alternancia entre las dos diferentes situaciones. El encuentro y despedida entre las personas que deambulábamos por la sala………Multitud de proposiciones que nos abrian más y más posibilidades de conectar sin ambajes con el instante.

A lo largo del taller los participantes ibamos “entrando” más profundamente en nosotros mismos y nuestras sensaciones corporales. Comenzando a tomar consciencia de como éstas fluctúan momento a momento en función de el entorno, la actividad y nuestra forma más o menos aprendida de relacionarnos con todo ello. Pudimos ponerlo en práctica y saborearlo en la salida a la naturaleza, donde todo cobró su más amplio sentido. Esta práctica fué muy clarificadora y especialmente “viva”.

En definitiva, y pecando de simple, la propuesta del sensory awareness es poder estar en el tiempo presente experimentándolo con plenitud gracias a permanecer en la vividez de las sensaciones corporales y cómo éstas nos sirven de ancla para no perdernos en ideas aprendidas, sensaciones emocionales, pensamientos neuróticos, etc. que nos alejan de la “realidad real” y nos llevan a una “realidad aparente”, la mayoría de las veces desconectada de lo que realmente está sucediendo.

 

Del curso de Sensory salí sorprendido y agradecido después de la práctica. Pude volver a conectar con lo cotidiano y lo sencillo, con el respirar,sentir mi cuerpo, oler, escuchar, tocar lo que me rodea………Un enorme número de experiencias que tenemos todos los días, pero que por una razón u otra no nos paramos y las experimentamos tal y como son.

El sensing me invitó a conectar con la nada y con el todo a la vez. Una experiencia única e irrepetible. ¡Que empieza en cada momento!.

Juan- Psicólogo

 

Mi experiencia en el curso ha sido muy positiva en cuanto al redescubrimiento de las sensaciones, del movimiento sin tensión. Y es verdad que cuando tomas conciencia, la intensidad de las sensaciones son objetivas pero también subjetivas.

La convivencia con el grupo fué muy agradable y divertida. Enric un magnífico mentor y el entorno al lado del río perfecto.

Gracias Fernando por traernos estas experiencias.

Amelia- Asesora

 

Una oportunidad para activar percepciones que frecuentemente tenemos abotargadas y que nos aproximan con  plenitud a lo que nos rodea y a nosotros mismos. Es como un entrenamiento que nos reconcilia con nuestra sabiduría para responder a las “situaciones” de la vida, como las llamó Enric, prescindiendo de la palabra “problema”. Sabiduría que se traduce en clama y en un estar presente más consciente y auténtico.

Rosa-Profesora universitaria

#Sensing Sevilla#porvenir14 #yoga sevilla #mindfullness sevilla

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*